La familia: institución clave para el desarrollo de un país

Mañana se lleva a cabo una conferencia sobre la familia. Esperamos que puedan asistir.

IMG-20151118-WA0000

Matrimonio: Un camino divino sobre la Tierra

En el Año Mariano por la familia convocado por la Prelatura del Opus Dei, presentamos una serie de vídeos sobre la vocación al matrimonio: “Un camino divino sobre la tierra” que en palabras de san Josemaría, vienen a confirmar la llamada universal a la santidad, núcleo del mensaje universal de la Obra. En este clip, titulado “Familia, Amor y Gracia”, se introduce el tema con declaraciones de diversos especialistas.

“Las familias están invitadas a abrir sus puertas para salir al encuentro de Jesús”

Ante una plaza de San Pedro más vacía que de costumbre el Papa Francisco protagonizó una confortadora audiencia. Terminó el ciclo de catequesis sobre la familia y en esta ocasión habló sobre la Misericordia en vista del inminente Jubileo.

La familia: varón y mujer

En su audiencia general, el Papa Francisco dedicó su catequesis a la diferencia y a la complementariedad entre el hombre y la mujer, en la que se basa la unión matrimonial y familiar, sostenida por la gracia de Dios.

La importancia de la figura paterna

El Pontífice destacó que tanto las comunidades cristianas como las civiles deben estar atentas a esta situación creada “de orfandad”, en los niños y jóvenes de hoy, que viven desorientados sin el buen ejemplo o la guía prudente de un padre; porque esta “ausencia” deja lagunas y heridas en la educación de los jóvenes, que carecen de guías y corren el riesgo de caer en los ídolos que les roben el corazón, la ilusión y las auténticas riquezas.

El protagonismo de las familias y de los jóvenes

El Papa Francisco recordó su viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas. Las celebraciones con las familias y los jóvenes fueron momentos destacados del viaje, en el que además expresó su cercanía a cuantos sufren a causa de la devastación del tifón Yolanda.

Bendición eucarística para dar inicio al Año Mariano

El Prelado del Opus Dei ha dado inicio a un Año Mariano por la familia con una bendición eucarística celebrada en la basílica de San Eugenio (Roma).

Opus Dei - Bendición eucarística para dar inicio al Año Mariano

Familias de la capital italiana han acudido a la basílica de san Eugenio para adorar al Santísimo y pedirle, junto con Mons. Echevarría, por todas las familias del mundo. El Prelado ha querido convocar un año mariano en el que fieles y cooperadores del Opus Dei rezarán especialmente a la Virgen por las familias, uniéndose de este modo a las intenciones del Papa Francisco.

En su oración ante el Santísimo Sacramento, Mons. Echeverría ha dicho: “Hoy, fiesta de la Sagrada Familia, sentimos aún más la cercanía de este Señor nuestro, que ha querido venir a estar entre nosotros por medio de una familia. Ha asumido nuestra naturaleza para que entendamos que podemos santificar todas las circunstancias de la vida, también la vida en familia”.

El Prelado ha añadido: “Gracias, Señor, porque has querido manifestar tu cercanía a través de este camino, para que no te sintamos lejos. Damos gracias también a María y a José. Tenemos necesidad de dirigirnos a esas dos figuras excelsas: ella, una mujer como todas las mujeres; él, un hombre como todos los hombres. Ambos supieron manifestarte su amor a través de las cosas de la vida ordinaria, que para muchos pueden no tener importancia. Ellos nos han demostrado que todas las actividades nobles pueden convertirse en oración y nos han preparado así un camino para vivir cerca del Señor”.

“Gracias, Señor –ha continuado con su oración el Prelado–, que nos has permitido tocarte, seguirte, como lo permitiste a María y José; gracias porque has querido ser uno de nosotros, Tú que eres perfecto Dios y perfecto Hombre. No te has querido ahorrar ninguna situación que pudiera separarte del hombre. Has querido sufrir el cansancio y la escasez, encontrando la felicidad en una familia pobre”.

“Hoy, siguiendo el deseo del Papa, rezamos por todas las familias del mundo. No se puede ser un católico de verdad si no se ama a los propios padres, hijos, hermanos, cónyuge… Es el camino que nos ha indicado el Señor”.

Además, ha señalado que “es importante que cada día recemos por todas las familias del mundo, y que recemos para que las naciones acojan con pleno derecho esa ley natural que viene de Dios. Que los gobernantes sean justos y no deshagan este gran tesoro que nos ha dado el Señor. De esa manera, la gente será más feliz aunque a veces vivir en familia cueste esfuerzo, viviendo el sacrificio ordinario. Con alegría no queremos ceder en la protección de esta institución proveniente de la ley natural, y rezaremos constantemente por la familia”.

“Ojalá cada uno sienta como propia la responsabilidad de sacar adelante la familia: de nuestra oración, de nuestros sacrificios depende la felicidad de muchas familias del mundo”.

El prelado concluyó así su oración: “También nos dirigimos una vez más a la Virgen para que nos ayude a ser felices en esta familia sobrenatural del Opus Dei -¡que es familia!-. Que el Señor nos enseñe a servir a todas las familias. Que Dios os bendiga”.

Más adelante, recitó ante el Santísimo Sacramento la oración por las familias que el Papa Francisco preparó en torno al reciente Sínodo extraordinario. Dice así:

Jesús, María y José
en vosotros contemplamos
el esplendor del verdadero amor,
a vosotros, confiados, nos dirigimos.

Santa Familia de Nazaret,
haz también de nuestras familias
lugar de comunión y cenáculo de oración,
auténticas escuelas del Evangelio
y pequeñas Iglesias domésticas.

Santa Familia de Nazaret,
que nunca más haya en las familias episodios
de violencia, de cerrazón y división;
que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.

Santa Familia de Nazaret,
que el próximo Sínodo de los Obispos
haga tomar conciencia a todos
del carácter sagrado e inviolable de la familia,
de su belleza en el proyecto de Dios.

Jesús, María y José,
escuchad, acoged nuestra súplica.